lunes, 5 de febrero de 2018

Radio CNT-FAI Barcelona, combatiendo el fascismo desde las ondas

En los últimos tiempos, el poeta, historiador y periodista cultural Ferran Aisa (Barcelona, 1948), está llevando a cabo una trabajo colosal de recuperación de la memoria histórica, sobre todo, la de carácter anarquista y libertario, en su ciudad, Barcelona, y por extensión, en toda Cataluña, y en el resto del estado español. Tan solo en los últimos años, Aisa ha publicado varios volúmenes que recorren esta senda, como por ejemplo, CNT, la força obrera de Catalunya (2013) o Dinamita cerebral: cultura, literatura, arte y poesía anarquista (Calumnia Editions, 2015), por citar tan sólo dos de sus obras más recientes. A finales de 2017, y tras un largo período de meticuloso trabajo, el autor barcelonés, colaborador habitual con sus reseñas y artículos críticos en numerosos medios de comunicación, publicó uno de sus libros más ambiciosos: ECN 1. Radio CNT-FAI Barcelona. La voz de la revolución (Ayuntamiento de Barcelona y Editorial Entre Ambos, 2017), un libro con el que su autor, ha “querido dar la voz directamente a los protagonistas de aquella revolución [social] que, muchas veces antes e incluso ahora, ha sido ninguneada.”
ECN 1. Radio CNT-FAI Barcelona. La voz de la revolución está dividida en 2 partes. En la primera, titulada “Cultura y propaganda a través de las ondas hertzianas”, el autor lleva a cabo un estudio histórico sobre la llegada, y posterior expansión por todo el estado español, de ese invento que venía para quedarse: la radio y que pronto se convertiría en un gran medio no sólo de comunicación, sino de propaganda y control de las masas. El propio Ferran Aisa nos ofrece este dato absolutamente esclarecedor: “ Antes del inicio de la guerra existían en España 67 emisoras y un total de unos 300.000 aparatos, pero en 1936 se calcula que ya había cerca de un millón de receptores de radio.”.
Pero sin duda, lo que hace de esta obra un libro absolutamente original y recomendable, lo que la convierte en una obra de esas que permanecerán durante mucho, mucho tiempo, es la segunda parte, titulada “Textos de alocuciones, conferencias, entrevistas y reportajes”. Se trata de un apéndice de más de 500 páginas, en las que Ferran Aisa ha recogido numerosas alocuciones, conferencias inéditas, entrevistas y charlas de todo tipo que fueron retransmitidas por la emisora que el sindicato anarquista CNT mantuvo activa en Cataluña desde agosto de 1936, recién comenzada la Guerra Civil y la Revolución Social, hasta el 15 de junio de 1937, día en el que tuvo lugar la última emisión de la emisora confederal, unas semanas después de que ocurrieran los tristemente célebres acontecimientos de mayo en Barcelona, en los que anarquistas y trotskistas se enfrentaron a tiros contra comunistas, socialistas y otras fuerzas republicanas.
De esta manera, por las páginas de este libro desfilan, como no podía ser de otra manera, los grandes nombres del anarquismo ibérico de la época. Desde Buenavuentura Durruti (encontramos, por ejemplo, su última alocución radiofónica, que tuvo lugar el día 17 de noviembre de 1936, 3 días antes de su muerte), a la que fuera ministra de sanidad, Federica Montseny, pasando por Juan Garcia Oliver, Marianet, Abad de Santillán, Liberto Callejas, Jacinto Toryho (que fue director de la emisora así como del periódico Solidaridad Obrera), Juan Peiró o Floreal Ocaña. Además, por los micrófonos de la emisora libertaria pasaron intelectuales y activistas venidos de todas las partes del mundo, como la simpar Emma Goldman o el compositor Sebastián Fauré, o los escritores John Dos Passos o Thomas Mann, entre otros muchos.
En la emisora libertaria, que emitía en onda corta y extracorta y por tanto sus ondas llegaban a toda la Península Ibérica, Europa, América y norte de África, se hablaba de economía, de sanidad, de sexualidad, de feminismo, de pedagogía, de ciencia, de arte, de historia, de astrología, etc. Todos estos temas, planteados desde el punto de vista del anarquismo, como no podía ser de otra manera y con el objetivo de transformar la sociedad, de crear mentes libres y emancipadas, que extendieran por cualquier rincón de España ese mundo nuevo del que habló Durruti. Gran parte de las intervenciones giraban, inevitablemente, sobre la contienda bélica y los distintos frentes, se leían partes de guerra, se programaban entrevistas con milicianos o escritores antifascistas (memorable la intervención del poeta León Felipe disertando sobre poesía revolucionaria), etc. Pero también había tiempo para la música o el teatro o la literatura. Y todo ello, expresándose en diferentes lenguas, que iban desde el castellano y el catalán, al inglés, esperanto, francés, italiano, ruso, alemán y un largo etcétera.
ECN 1. Radio CNT-FAI Barcelona. La voz de la revolución es un libro muy, pero que muy recomendable para conocer una parte de la historia de este país que durante mucho tiempo ha sido, no sólo silenciada por la historiografía oficial, sino lo que es mucho peor, tergiversada y manipulada. No hay nada como acudir a las fuentes primarias, sumergirse en ellas, rastrearlas, estudiarlas, comprenderlas, para conocer la verdad. Es lo que ha hecho Ferran Aisa. Por eso nos gusta tanto esta obra. Por eso la recomendamos con tanta pasión e insistencia.

domingo, 7 de enero de 2018

YO QUISIERA SER UN VERSO



Yo quisiera ser un verso
escrito por Antonio Martínez i Ferrer
un verso lleno de fuerza
por ejemplo ese que dice
seguir, en la batalla, seguir, seguir.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Silvia Delgado
un verso internacionalista y fraternal
por ejemplo ese que dice
Vinieron y se hizo babel en las trincheras.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Enrique Falcón
un verso que hable de mujeres luchadoras
por ejemplo ese que dice
las reinas en los parques y en los sumideros.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Berta Piñán
un verso que escupa sinceridad
por ejemplo ese que dice
—y allí mismo se abrieron las heridas—.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Eladio Orta
un verso pegado a la tierra
por ejemplo ese que dice
más cerca del silbido del mirlo en el retamar.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Carmen Maroto
un verso sensual y atrevido
por ejemplo ese que dice
pero que puta se vuelve mi alma.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Daniel Macías
un verso que sude misticismo
por ejemplo ese que dice
yo soy el fanático del viento y la llovizna.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Eva Vaz
un verso que muerda la carne
por ejemplo ese que dice
siempre me acuesto con todas las derrotas.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Ferrá Aisa
un verso de espíritu libertario y combativo
por ejemplo ese que dice
luchando con rabia por la noble causa de la libertad.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Isabel Bono
un verso empapado de tristeza
por ejemplo ese que dice
y golpear los muros del infierno.

Yo quisiera ser un verso
escrito por David Trashumante
un verso contra la pena de muerte
por ejemplo ese que dice
Morí apaleado por la policía en cualquier parte del mundo.

Yo quisiera ser un verso
escrito por Isabel Escudero
un verso etéreo y frágil
por ejemplo ese que dice
para tocar el misterio.


Yo quisiera ser todos estos versos.
Yo quisiera ser todos estos poetas.

sábado, 6 de enero de 2018

HERIDOS DE MUERTE

Caímos rendidos
después de amarnos.


Los cuerpos
empapados.


Los corazones
desbocados.


La vida
que se iba
a borbotones
por cada poro
de la piel.


Nick Cave sonaba de fondo.

Y allí
en el desorden húmedo
de las sábanas 


ella y yo 

como dos animales salvajes

heridos
de muerte. 


("Ni cobardes ni caníbales", Amargord Ediciones, 2017)

jueves, 14 de diciembre de 2017

Dieta



En las últimas semanas he dejado de consumir televisión. De una manera radical. He cortado por lo sano. Ni siquiera los telediarios. Ahora leo mucho más, escucho más música y voy más al cine. Mi figura se ha estilizado y me siento más ligero, más sano e incluso (si ello es posible) más guapo. Y todo simplemente por seguir a rajatabla los consejos de mi médico. Ah, no hay nada como la vida sana.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

UN DÍA PERFECTO


Dice Lou
que hoy
va a ser
un día perfecto. 


Y yo
siempre
me creo
lo que
dice el viejo Lou.
 

Así
que aquí estoy

preparado
para la perfección. .